Solicitud de hipoteca

Aquí te dejamos algunos puntos que tienes que considerar antes de pedir una hipoteca para evitar sorpresas en el futuro.

Estructura de comisiones

Todo crédito hipotecario tiene comisiones, también conocidas como costos de cierre. Son cargos adicionales que el prestamista añade en parte para cubrir los gastos asociados al préstamo, como los trámites legales y la obtención de informes crediticios, pero también como su(s) propia(s) comisión(es) por originar el préstamo.

Así es como suelen ganar dinero (los intereses suelen ir a parar a los inversores que compran el préstamo como parte de un paquete de valores).

Estas comisiones pueden variar de un prestamista a otro, no sólo en el importe cobrado, sino en las propias comisiones.

Hipoteca- dinero

Un prestamista puede cobrar por algo que otro no cobra, o puede incluir tres servicios en una sola comisión que otro prestamista cobra por separado.

Los nombres utilizados para las distintas comisiones y servicios también varían de un prestamista a otro, lo que dificulta las comparaciones.

Préstamos sin gastos de cierre

Algunos prestamistas ofrecen lo que se denomina hipotecas “sin costes de cierre”.

En realidad, los costes de cierre se incluyen en el importe del préstamo o se cubren cobrando un tipo de interés ligeramente superior para recuperar la diferencia.

A la larga, los gastos de cierre se siguen pagando, pero esta forma de proceder puede ser útil para quienes desean minimizar los gastos de bolsillo por adelantado.

Puntos de descuento

Los puntos de descuento, a menudo denominados simplemente “puntos”, son un tipo particular de comisión que merece una explicación aparte.

La mayoría de los prestamistas te darán la opción de comprar un tipo de interés más bajo pagando por puntos.

Cada punto cuesta el 1% del importe del préstamo y suele reducir el tipo de interés entre un octavo y un cuarto de punto.

solicitud de hipoteca

Al comparar los costos de cierre de un prestamista a otro, lo primero que debes hacer es comparar las ofertas sin puntos.

Así será más fácil comparar los costos básicos y los tipos de interés. A continuación, incluye los puntos, si decides hacerlo.

En definitiva, esperamos que estos puntos te sirvan para poder pedir la hipoteca adecuada para tus necesidades.

También te puede interesar: Qué son las hipotecas: tipo fijo

Por Diana Shelton

Redactora y especialista en temas de seguros, pólizas de autos y otros productos financieros. Actualmente trabaja en uno de los medios digitales más prestigiosos de México. Sigue mis mejores artículos en mi perfil especializado de Linkedin donde hablo sobre autos y más.